La cueva Redonda

Este espacio abierto actualmente alberga un jardín botánico espectacular, verde y lleno de vida con muchas especies de aves autóctonas de Mallorca en libertad.

Es un microclima especial, con una temperatura natural inferior a la exterior y con una vegetación singular.

Hace millones de años, era una cueva subterránea cerrada.